sábado, 3 de marzo de 2012

San Antón y su cerdo

Se representa a san Antonio Abad, fundador del movimiento eremítico, como un anciano con el hábito de la orden y con un cerdo a sus pies. La leyenda cuenta que en una ocasión se le acercó una jabalina con sus jabatos (que estaban ciegos), en actitud de súplica. Antonio curó la ceguera de los animales y desde entonces la madre no se separó de él y le defendió de cualquier alimaña que se acercara. Pero con el tiempo y por la idea de que el cerdo era un animal impuro se hizo costumbre de representarlo dominando la impureza y por esto le colocaban un cerdo domado a los pies, porque era vencedor de la impureza.

En la iglesia de San Antón de la calle Hortaleza está representado el santo con un estupendo "pata negra" al lado de sus pinreles.



En la actualidad, se encuentra culminada su rehabilitación tanto de la iglesia como del colegio por un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) por el que se les cede el edificio como sede y museo del COAM durante 75 años. En contrapartida el COAM ha rehabilitado el edificio dotándolo de una serie de servicios municipales como una escuela infantil, una biblioteca, una piscina cubierta, un patio central ajardinado y un centro de mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario