domingo, 4 de marzo de 2012

Las esfinges misteriosas de "El Retiro"

Son muchos los madrileños y forasteros que pasean por el parque de El Retiro de Madrid, pero pocos saben que existe un tesoro escondido en los alrededores del estanque (cerca del paseo de Venezuela). La historia comienza durante el reinado de Felipe IV, rey que se hizo famoso por sus obras en la corte de Madrid,  y que era un "fan" y amigo de Napoleón. Cuando este general hizo una campaña en Egipto, el rey decidió hacer en El Retiro una fuente conmemorativa del evento y la llamó "La Fuente Egipcia", se la encargó al arquitecto Isidro González Velázquez.


El diseño tenia dos esfinges, leones con cabeza humana y desproporcionadas orejas, un vaso canopo con cabeza de mujer, a la que los madrileños llamaron "la tripona", coronando la fuente había una estatua de un dios egipcio, Ra u Osiris, sobre un soporte dórico.
Media 15 metros de ancho por 10 de alto. También se colocaron dos norias de madera en los laterales de la fuente, desaparecidas en la actualidad, ni tampoco  existe la estatua del dios egipcio, que quizá duerma el olvido en los almacenes municipales.

La situó frente al estanque, en el que se realizaban en aquellos tiempos las famosas batallas navales, llamadas "Naumaquias", divertimentos para entretener a los cortesanos, pero ya les aburrían tantas batallas navales, y al rey se le ocurrió un juego para animar las fiestas, este consistía en esconder en un lugar secreto un tesoro que se componía de monedas de oro para los hombres y joyas para las damas.
Los espectadores, entre risas y encuentros amorosos, se dedicaban a buscar el tesoro. Pero una noche se escondió tan perfectamente que no se encontró, y la persona que lo escondió murió repentinamente. Nadie más conocía el paradero de las monedas y las joyas. En aquella ocasión fue el de mayor valor de los que se habían escondido, al principio se buscó intensamente pero, al no encontrarlo, pasó al olvido de las gentes, se pusieron durante algún tiempo guardias para saber si se encontraba, también pasados meses se retiró la vigilancia y pasó a ser una leyenda. El pueblo decía que estaba en la fuente egipcia, y más concretamente en el vaso canopo con cabeza de mujer, a la que llamaron "la rica tripona". Otros opinaban que estaba en alguna oquedad cerrada con la piedra de la fuente.

En 1968 se encontró en la puerta lateral del parque un tesoro, que valía 300.000 pesetas de la época, compuesto por 59 monedas de oro y plata, 2 monedas de Carlos III, 29 de Carlos IV, 8 de FernandoVII y otras de menor importancia, pero se descartó que fuera el tesoro de la época de Felipe IV.

¿Dónde se encontrará el tesoro? ¿Será otra leyenda urbana más?
Fuente del texto:  Madrid oculto

No hay comentarios:

Publicar un comentario